Comenzaron las obras de habilitación del primer centro comunal para personas del Espectro Autista de Valparaíso

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en print

En la visita al espacio que se ubicará en la ex Escuela Japón de Playa Ancha, se firmó un compromiso de colaboración técnica con el municipio de San Antonio, donde esperan replicar la iniciativa.


 

Esta semana se iniciarán los trabajos de habilitación del centro comunal TEA de Valparaíso, el que se emplazará en dependencias de la ex Escuela Japón de Playa Ancha, obras que se concretarán gracias a la subvención aprobada por el Concejo Municipal porteño con un monto cercano a los $74 millones.

En una visita al recinto que fue encabezada por el alcalde Jorge Sharp, donde fue acompañado por representantes de la Agrupación Asperger Quinta, los concejales Carla Sánchez, Gilda Llorente y Vladimir Valenzuela, además del Secretario General de la Corporación Municipal de Valparaíso, Eduardo Riquelme, el jefe comunal detalló que “este proyecto nace precisamente de una conversación entre Asperger Quinta y la Alcaldía Ciudadana y el Concejo Municipal. La Corporación Municipal va a ejecutar este proyecto aquí en la ex Escuela Japón. Es un proyecto por casi $75 millones, es financiamiento completa e íntegramente municipal y el tiempo de ejecución va a ser 45 días, es decir, de aquí a fin de año pensamos que el centro TEA va a estar funcionando”.

Con el inicio de las obras, la presidenta de la Agrupación Asperger Quinta, Jacqueline Améstica, reconoció que “estamos súper contentas porque fue una lucha de harto tiempo, más de un año específicamente presentando este proyecto y ahora ya se está haciendo el sueño realidad. Estoy feliz por la comunidad porteña. Muchas veces como madre de una persona autista miraba los cerros y pensaba cuántos niños ahí estarán sin poder tener una terapia, porque además la condición es carísima y esto ya es un sueño que se cumple para nuestra comunidad y nuestra hermosa ciudad de Valparaíso”.

En la visita a la ex Escuela Japón también estuvo presente una delegación del municipio de San Antonio, encabezada por la alcaldesa Constanza Lizana, concejales y representantes de organizaciones vinculadas a la condición del espectro autista de esa comuna, quienes firmaron un compromiso de colaboración con el municipio porteño para la transferencia de información relativa a comodatos de inmuebles, diseño de espacios, elaboración de proyecto y todo lo que sea necesario para la habilitación de un Centro comunal de abordaje temprano de niños y niñas neurodiversos y sus familias en la comuna de San Antonio.

Sobre la iniciativa, Lizana precisó que “creemos que atender las condiciones de las comunidades en la búsqueda de vivir bien, de la inclusión, es uno de los tremendos desafíos que tenemos desde los municipios y desde San Antonio queremos tomar la posta. Hoy día vamos a firmar un convenio que nos va a permitir hacer una transferencia de conocimiento en torno al desarrollo que se va a dar en este centro y ojalá el día de mañana, y que es a lo que apuntamos, es tener nuestro propio centro en la comuna de San Antonio”.

Respecto a la relevancia del compromiso de colaboración entre ambos municipios, la directora del área de Salud Municipal de Valparaíso, Mónica Riveros, precisó que “esto significa que en el trabajo participativo que hemos tenido con la comunidad y las organizaciones de familias con condición del espectro autista hemos aprendido. Hemos aprendido cómo montar un centro comunal de autismo. Hemos aprendido los protocolos, qué equipamiento se necesita, qué materiales especiales se necesitan y todo ese conocimiento, que se traduce en planos, protocolos, especificaciones técnicas, la vamos a compartir y ellos van a compartir también sus experiencias con nosotros para que de aquí en adelante ambas comunas vayan creciendo en experiencia y también en capacidad para brindar atención a la familia”.

El alcalde Sharp reforzó la importancia de este trabajo colaborativo, describiendo que “las familias con niños y niñas de condición de espectro autista se debaten mes a mes entre ir al supermercado o financiar terapias. Eso es inaceptable. Los municipios podemos hacer algo que los gobiernos y el Estado no ha hecho, que es avanzar en una política comunal a través de centros comunales que se van a instalar acá en Valparaíso y también en San Antonio. Así que estamos muy contentos de contribuir con este granito de arena a la lucha por la justicia, por la igualdad y la inclusión”.

Ir al contenido