Con paño y aguarrás: Así de simple se pueden borrar nuevos rayados gracias a la aplicación de Polímero Protector Coval

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en print
        • Producto estrella ya está siendo aplicado en las fachadas recién pintadas del Proyecto Arcoiris Valparaíso. Tiene duración de hasta mil ciclos de limpieza y remueve grafitis utilizando cualquier tipo de solvente.

 

Hace unos días comenzó a aplicarse el Polímero Protector Coval Molecular sobre las fachadas recién pintadas del Proyecto Arcoíris Valparaíso, iniciativa del municipio porteño junto a Tricolor de Qroma, que en su primera etapa avanza exitosamente por el eje comercial del plan de la ciudad. Las ventajas de este producto, son que protege y permite borrar nuevos rayados sobre los muros utilizando un paño y cualquier tipo de solvente. Y, además, resiste hasta mil ciclos de limpieza.

Así lo recalcó el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, quien comprobó la efectividad del producto utilizando tan solo un paño y acetona. “El pintado es un gran esfuerzo que estamos realizando como municipio para cambiarle el rostro al plan de Valparaíso. Por ello, como una forma de mantener las fachadas en buenas condiciones, decidimos invertir en un polímero protector, el cual permitirá sacar la suciedad y rayados de manera más fácil a través de un químico y agua. Esta labor la podrá realizar la propia comunidad, locatarios y comerciantes, de manera de seguir preservando este hermoso proyecto que se está desarrollando en la comuna”.

“Esto se suma a diferentes iniciativas que estamos realizando desde el municipio, reafirmando nuestro compromiso con el orden y restauración de la ciudad, donde estamos trabajando arduamente desde todos los departamentos para incrementar la seguridad y la recuperación de espacios públicos, para que con ello podamos juntos empujar una sustancial reactivación económica”, añadió el jefe comunal.

Sobre las características del Polímero Protector Coval, la directora de Desarrollo Económico del municipio porteño, Adriana Saavedra, destacó que “es un recubrimiento híbrido que se genera a través de un proceso químico, y crea una capa inocua e incolora que protege el muro, ya que es esta interface la que recibe los rayados. Por eso es fácil borrarlos con cualquier tipo de solvente, como diluyente y aguarrás, porque el rayado no se impregna en la pintura”.

Y agregó: “El producto es fácil de aplicar, tiene alta adhesión, es muy durable, resistente a la corrosión y a los rayos UV. Además, una de las características de la cual nos hemos preocupado como Alcaldía Ciudadana, es que sea ambientalmente seguro. Así que esperamos en este sea un impulso más para preservar estos esfuerzos por mejorar el rostro del eje comercial de nuestra comuna”.

En esa línea, las ventajas de este anti rayados son que se aplica solo una vez y no necesita más capas; dura aproximadamente mil ciclos de limpieza; tiene cinco días de curado y no necesita agotadores para su aplicación, lo que facilita el trabajo de las cuadrillas.

Respecto a la aplicación del Coval que ya se encuentra funcionando en algunas fachadas del comercio recién pintadas, su efectividad es aún mayor en paredes sin quebraduras y libres de suciedad, así como también, en superficies de concreto.

Finalmente, cabe destacar que este producto ya se ha aplicado de manera exitosa en estadios de béisbol y fútbol estadounidenses; así como en lugares turísticos como Disneyland, Disney World, Lego Land; y el Centro de Jazz, la Unión Square y fachadas de la ciudad de San Francisco. También en edificios de empresas internacionales como Google y Apple.

 

 

Ir al contenido