Déficit municipal de Valparaíso disminuye a cifras históricas: alcanzó mínimo en 10 años

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en print
histórica disminución déficit municipal
      • Alcalde Sharp valoró el logro, asegurando que esta reducción beneficiará a las comunidades porteñas.


El último informe emitido por la Dirección de Control de la Municipalidad de Valparaíso, arrojó auspiciosas cifras para las arcas de la Alcaldía Ciudadana. El documento citado, revela que el déficit financiero disminuyó en un 80,3%. Si bien en marzo de 2021 el déficit financiero alcanzaba los $4.800 millones, hoy se cifra en $952 millones.

Lo plausible de este hecho es que, pese a la crisis financiera vinculada al estallido social y pandemia, donde por razones evidentes existió una baja importante en el turismo y la economía local, se logró una disminución sostenida del déficit en base a una política de manejo responsable de las finanzas internas.

Daniel Ramírez, administrador de la Municipalidad de Valparaíso, explicó que: “En marzo del 2021, el déficit financiero de la Municipalidad de Valparaíso superaba los $4.800 millones. Sin embargo, a raíz de las disminuciones en las obligaciones presupuestarias que alcanzaron un 20% por concepto de contratos y devengados pendientes de pago y de las obligaciones extrapresupuestarias en un 30%, por concepto de convenios con proveedores, el déficit financiero al presente trimestre del 2022 se cifra en $952.937, disminuyendo en un 80.3% respecto al año anterior”.

Frente a esta revelación, el alcalde Jorge Sharp mostró su conformidad y aseguró que este acontecimiento beneficiará al desarrollo de obras en la comuna. «El déficit municipal alcanzó un mínimo histórico que son 952 millones de pesos. Es importante señalar que al asumir en el año 2017, la misma Contraloría General de la República señaló que el déficit municipal era de 17.000 millones de pesos. La buena gestión, la transparencia y las manos limpias están rindiendo frutos y eso esperamos que se note en más inversión pública y comunitaria en nuestra ciudad».