Inicia proceso de abastecimiento de agua a familias de Laguna Verde

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en print
        • A partir de este lunes 17 de octubre, 260 personas de Laguna Verde serán los primeros beneficiarios en recibir la entrega de agua por parte del municipio de Valparaíso, a través de camiones aljibes. La medida, será reforzada con la instalación de estanques para abarcar la mayor cantidad de población. 

 

Con la carga de los camiones aljibes desde el segundo sector de Playa Ancha, la alcaldía de Valparaíso comenzó con el proceso de distribución de agua para las familias de Laguna Verde, en el marco del fallo de la Corte de Apelaciones que instruyó al municipio a coordinarse con otros organismos públicos para abastecer a cerca de 260 personas de esta localidad, quienes, a partir de este lunes 17 de octubre, recibirán 100 litros diarios de agua potable.

La ejecución de esta medida está a cargo de la Dirección de Operaciones del municipio porteño, la cual dispuso de dos camiones aljibes de 10 mil litros cada uno y la destinación de personal especial para abordar, de forma preliminar, la entrega de agua a las familias de Laguna Verde. Para ello, la localidad fue dividida en 12 sectores, los cuales, a pesar de tener diferentes complejidades por los caminos, serán mantenidos por funcionarios municipales, con el objetivo de que el agua pueda ser distribuida de la mejor manera posible.

Al respecto, el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, comentó que “estamos procediendo a cumplir el fallo de la Corte de Apelaciones en materia de agua a aproximadamente 256 familias en Laguna Verde. Sin perjuicio de eso, el problema de fondo no se resuelve a punta de camiones aljibes. Nosotros hemos instado en reiteradas ocasiones, tanto a la autoridad nacional como también al Gobierno Regional, a sentarnos a la mesa para buscar una solución de fondo. Algunos plantean que tiene que ser la instalación de una planta desalinizadora y otras inversiones de carácter hidráulico que tienen que realizarse desde otros puntos de la ciudad. El tema es que hay que poner recursos y voluntad política para poder resolver definitivamente el problema del agua, no solo en Laguna Verde, sino que de toda la región de Valparaíso”.

Junto con la entrega de agua a las familias de Laguna Verde, el municipio de Valparaíso realizará, durante el mes de octubre y principios de noviembre, la instalación de 7 contenedores de 1000 litros en diferentes puntos de la localidad, ubicados estratégicamente a partir de un mapa de concentración de población, medida con la cual se busca reforzar el acceso al agua a la mayor cantidad de vecinos y vecinas del sector.

Respecto a esta medida y otros proyectos complementarios para Laguna Verde, el director de la Secretaría Comunal de Planificación, Alejandro Escobar, comentó que “para la Alcaldía Ciudadana, la planificación territorial participativa es clave para la construcción de una ciudad capaz de resolver estas problemáticas que llevan mucho tiempo y que se han ido agudizando. Hay temas de fondo que tienen que ver, no solo con el agua, sino que también con su infraestructura y su desarrollo urbano”.

“Estamos trabajando en diversos proyectos para Laguna Verde. Entre ellos, mejoras de pavimentación, como calle Principal y la segunda etapa, en fase de licitación, del circuito en torno a la escuela Otaegui. Además, hemos estado trabajando en materias de seguridad, como la adquisición de cámaras de televigilancia; y, en materia de salud, a través de la licitación de una ambulancia, que va a ser muy bien recibida por la comunidad. Esto se suma a la búsqueda de terrenos para resolver la reubicación de la Posta Salud Rural y la Escuela Intercultural de Laguna Verde. Son iniciativas que estamos trabajando de manera silenciosa pero que ya prontamente van a llegar a buen puerto”, agregó el director de Secpla de Valparaíso.

Desde la comunidad, la entrega de agua por parte del municipio fue muy bien recibida y esperan que esta pueda desarrollarse sin complicaciones de aquí en adelante. “Es como cambiar un chip en mi mente y sentir que vamos a estar tranquilos, que vamos a poder vivir tranquilos teniendo agua potable, porque en un momento no sabíamos si el agua era potable o si estaba contaminada. Estamos felices porque aparte de nosotros, toda la comunidad va a poder tener acceso al agua”, comentó Paz Salvo Urzúa, una de las personas beneficiadas con la entrega por parte del municipio.

Finalmente, Juan Ortubia, vecino de Laguna Verde destacó que “esta medida nos ayuda mucho porque nosotros utilizamos dos estanques de agua semanales y que nos entreguen uno es algo muy beneficioso, porque nos permite utilizar los recursos del otro estanque para otras cosas”.

Ir al contenido